4 argumentos para emprender en agricultura

Agricultura | 16/10/2016

El campo plantea muchas oportunidades para aquellos emprendedores que quieran apostar por el sector primario. Inmerso en una importante transformación tecnológica, el sector de la agricultura es terreno abonado para la creación de pymes.
El cambio en los canales de distribución ha abierto el campo a una nueva oleada de jóvenes emprendedores
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Cuando se piensa en emprendimiento, lo normal es que nos venga a la cabeza alguna startup ubicada en una aceleradora o incubadora de empresas. O en un comercio que abre sus puertas por primera vez. De hecho, al hablar de emprendimiento, nos viene casi cualquier imagen a la cabeza menos el sector agrícola.

El campo ha sido un terreno tradicionalmente vetado para quienes no se han ‘criado’ en una población rural o cuya familia ha sido ajena a este sector. De hecho, la mayoría de explotaciones agrarias de España están a cargo de empresas familiares. Pero esta tendencia está cambiando en los últimos años. A lo complicado del mercado laboral – tanto en las ciudades como en el mundo rural - se le ha sumado la necesidad que tiene el campo por apuntarse a una renovación tecnológica que le hará ser más competitivo y adaptarse a la creciente demanda de los consumidores. Esta mezcla ha conseguido que muchos emprendedores ya no miren con recelo al sector agrícola. Y hacen bien, porque hay argumentos de sobra para emprender en agricultura.

Argumento 1 – El retorno al campo, de afición a posible salida laboral

Puede que sea una moda, pero lo cierto es que los huertos urbanos han proliferado en nuestras ciudades de manera bastante interesante. Pocos son los ayuntamientos de grandes capitales de España que no hayan reservado algunas parcelas para fomentar este tipo de agricultura, más bien una afición que una forma de negocio, pero todo un ejemplo de que lo agrario vuelve a atraer. Una forma de desestresarse, una manera de comer sano… los motivos por los que los huertos urbanos tienen éxito son muchos.

Y de ahí a contemplar la posibilidad de convertir el campo en una forma de vida, puede haber un paso. Por lo menos así lo entienden de muchas asociaciones agrícolas. Un buen ejemplo está en EHNE-Bizkaia, un sindicato que anima a los jóvenes a emprender en agricultura a través de cursos de formación. No son los únicos, ni mucho menos. El Colegio Oficial de Ingenieros Agrónomos llevó a cabo hace poco un curso similar sobre emprendimiento en agricultura ecológica en el que se repasaron todos los conocimientos necesarios para comenzar un negocio en este sector.

También a nivel institucional se promociona la vuelta al campo. Cada región apuesta por sus programas de fomento, principalmente en empresas y modelos de negocio con base en las TIC, pero también hay hueco en las partidas económicas para ayudas y subvenciones a los emprendedores del campo.

Argumento 2 – Pymes de apoyo tecnológico al campo

Para convertir al campo en una oportunidad de emprendimiento no es necesario convertirse en agricultor. Con la mencionada revolución tecnológica en ciernes, las explotaciones agrícolas se están tecnificando cada vez más, por lo que comienzan a depender de terceras empresas que les aporten soluciones concretas.

Un buen ejemplo en este sentido tiene que ver con la uso de drones para controlar las cosechas. Estas innovaciones tecnológicas han pasado de ser una curiosidad a suponer una inestimable herramienta para los agricultores, tanto para controlar el ritmo de crecimiento de los cultivos como para detectar la aparición de posibles enfermedades o plagas.

Otro modelo de negocio que se puede plantear de manera auxiliar al campo es el del desarrollo de software específico para profesionales agrícolas. Las apps son el ejemplo más llamativo, pero existe todo un mundo de posibilidades listas para quienes sepan fusionar la agricultura y las TIC.

Argumento 3 – Agricultura ecológica

La agricultura ecológica ha encontrado el terreno abonado gracias a la creciente tendencia de consumir cada vez alimentos más saludables y virar la producción de estos hacia un formato más sostenible. De ahí que este tipo de agricultura haya atraído a multitud de emprendedores y sea especialmente apoyada por las administraciones públicas.

Sin ir más lejos, recientemente el Instituto Madrileño de Investigación y Desarrollo Rural y Agrario ha desarrollado un proyecto de laboratorios de agricultura abierta denominado AGROLAB, en el que se ofrece a más de medio centenar de jóvenes la oportunidad de formarse y trabajar en el sector de la agricultura ecológica.

Iniciativas como esta son cada vez más frecuentes en toda España y dan una idea de hasta qué punto puede suponer una oportunidad de negocio este tipo de agricultura.

Argumento 4 – Cambio en los canales de distribución

Uno de los cambios más interesantes que se están dando en el campo tiene que ver con el replanteamiento de los tradicionales canales de distribución. Internet y la posibilidad de vender online nuestros productos ha abaratado los costes además de hacer innecesario el tener una tienda física.

Todo esto ayuda a que las nuevas generaciones de emprendedores se acerquen al sector agrario. Para los denominados ‘nativos digitales’ el tener una tienda online y promocionar su negocio en las redes sociales es algo natural.

Estos son solo algunos argumentos de una lista que puede ser muy larga. Y tú, ¿te animas a volver al campo?

En BBVA con tu empresa | Ayudas a jóvenes agricultores: cómo funcionan y cómo conseguirlas