Antes de emprender conoce tu umbral de rentabilidad

Emprendedores | 09/03/2017

Es uno de los datos clave de cualquier negocio y te indicará exactamente cuántas unidades necesitas vender para que tu idea comience a ser rentable. Conocer la cifra exacta te ayudará a marcarte un escenario más realista de cara a poder vivir de tu empresa.
Antes de buscar financiación necesitas conocer cuáles van a ser tus gastos y el capital mínimo con el que puedes arrancar tu negocio
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

Tienes una necesidad de mercado perfectamente definida, incluso conoces a la perfección el target al que te vas a dirigir, pero aún así no te atreves a dar el paso y comenzar a producir ese producto que será el alma de tu nuevo negocio; no tienes claro si será rentable o si podrás aguantar el ‘tirón’ hasta que tu empresa ofrezca beneficios. Eso es porque te falta por conocer el umbral de rentabilidad o punto muerto. Te explicamos en qué consiste y cómo calcularlo.

Haz los números y arroja luz a tus dudas

El umbral de rentabilidad de tu negocio es ese momento en el que las ventas que has conseguido han cubierto todos tus costes, por lo que cada nueva venta supone una ganancia neta, es decir, beneficios.

Para conocer cuántas unidades exactas tienes que vender para llegar al umbral de rentabilidad tienes que saber primero tus gastos fijos y tus gastos variables. Esto quiere decir que debes hacer una estimación anticipada de los gastos que tendrá tu negocio para conocer cuántos productos tendrás que vender, tanto para cubrir los costes fijos como el alquiler del local, como los costes variables, entre los que se encontrarán el producir o adquirir esos mismos bienes que vendes.

A continuación, necesitas conocer tu margen sobre ventas o lo que es lo mismo, cuánto beneficio sacas de cada una de las unidades que vendes. Basta con restarle al precio de venta al público de tu producto lo que a ti te cuesta adquirirlo o producirlo. Un ejemplo muy sencillo: si tienes un producto que vendes a 100 euros pero a ti te cuesta adquirirlo 80 euros, tu margen es de 20 euros en ese producto en concreto, el 20 %.  

Desde luego, en tu futuro negocio es muy probable que no vendas un solo tipo de producto, por lo que tu margen sobre ventas variaría de un tipo a otro. Conviene tener esto en mente a la hora no solo de hacer tus números de cara al umbral de rentabilidad, sino también como una manera de saber qué productos te interesa publicitar más.

Siguiendo con el cálculo del umbral de rentabilidad, ahora tan solo necesitas aplicar la siguiente fórmula:

Umbral de rentabilidad= Gastos fijos / Margen sobre ventas

En nuestro ejemplo, los gastos fijos van a ser de 1.500 euros que, divididos entre el margen sobre ventas de 20 euros por unidad, nos da un total de 75. Ese 75 es el total de artículos que tendremos que vender para llegar al umbral de rentabilidad, el momento en el que ni ganamos ni perdemos dinero con nuestro negocio y, a partir del cual, podremos empezar a hablar de beneficios.

Cabe aclarar que en este ejemplo hemos simplificado al máximo el proceso y no se han tenido en cuenta factores como la amortización de las máquinas que utilizas para producir los artículos. Además, los costes fijos y variables son,  veces, más difíciles de discernir de lo que parece; en concreto, tendrás que estar muy pendiente de los variables ya que serán los que determinen qué volumen de ventas deberás alcanzar en un determinado mes para seguir consiguiendo beneficios en tu negocio.

De cualquier manera, este básico cálculo te ayudará a tener una idea más o menos aproximada del total de artículos que deberás vender para cubrir costes. Y eso ya es un paso importante para plantear cualquier proyecto de negocio.

En BBVA con tu empresa | 9 medidas que puede poner una empresa en marcha para mejorar su rentabilidad