Paga los impuestos de tu negocio con tranquilidad con el Préstamo Impuestos

Pymes | 16/04/2015

El préstamo impuestos de BBVA es una interesante ayuda para evitar tensiones de tesorería a la hora de pagar
¿Necesitas ayuda para pagar tus impuestos? Aprovecha las condicinoes ventajosas del Préstamo Impuestos de BBVA
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

El pago de impuestos puede suponer un dolor de cabeza para algunas empresas, al generarles importantes tensiones de tesorería. Si el importe es elevado y no se ha gestionado la disponibilidad de fondos para atender el pago, para poder cumplir con la Administración y con el resto de obligaciones, la empresa puede recurrir a fórmulas de financiación a corto plazo, pero siempre teniendo en cuenta la necesidad de optimizar su cuenta de gastos financieros.

Para poder optimizar los gastos financieros están los préstamos de impuestos, que son una modalidad de financiación pensada para que las organizaciones  puedan atender sus obligaciones con las administraciones sin perjudicar su cuenta de resultados y evitando tensiones en su trabajo diario.

El Préstamo Impuestos, para cumplir con la Administración con buenas condiciones de financiación

El Préstamo Impuestos de BBVA es una opción de financiación para empresas que necesitan una solución concreta  para atender el pago de impuestos (IVA, Impuesto Sociedades, Renta...).

Se trata de un préstamo a partir de 1.000 euros y sin límite de capital, con amortización mensual en un plazo máximo de 3 meses y una comisión de apertura del 1,35 %. Se aplica un tipo de interés nominal del 0 % y no se cobra comisión de cancelación anticipada. El objetivo es facilitar el aplazamiento del impuesto, evitando el sobrecoste que generan los intereses de demora a pagar a la Administración en caso de no pagar dentro del plazo establecido.

De esta manera, el Préstamo Impuestos BBVA es una interesante alternativa para que una empresa obtenga financiación a corto plazo y pueda atender el pago de impuestos, resultando más adecuada que otras que generan más gastos.

Dejar que la Administración aplique los intereses de demora (4,37 % para 2015) y recargos no debería ser una opción para el pago de impuestos.Tampoco deberían serlo el descuento de efectos, el factoring o recurrir a una línea de crédito, dado que son modalidades de financiación empresarial muy interesantes, pero que resultan óptimas para otro tipo de necesidades y no para el pago de impuestos.

Lo más importante es que la empresa esté atenta a la necesidad de tesorería que periódicamente exigen los pagos de impuestos y pueda realizar su planificación financiera contando con la opción del Préstamo Impuestos BBVA, un colchón a su disposición para poder cumplir con sus obligaciones.

En BBVA con tu Empresa | Cómo financiar las subvenciones de tu explotación agrícola

Imagen | Jarmoluk