Consejos para elegir el software de un TPV

Consejos para elegir un TPV

Comercios | 01/06/2015

En BBVA Con tu empresa te aconsejamos sobre cómo elegir el software de tu TPV. Entra e infórmate
Consejos para elegir el software de un TPV
  • Compartir frase en
  • Google+
  • LinkedIn

A la hora de gestionar los pagos que realizan con la tarjeta electrónica nuestros clientes tenemos que fijarnos en una serie de puntos que van más allá de la tecnología y el hardware que utiliza el TPV que nos han dejado o de su conectividad. También es importante ver como nos facilita el trabajo de back office después de la venta, por eso vamos a ver algunos consejos para elegir el software de un TPV.

Porque una vez efectuada la venta tenemos que realizar una gestión financiera, saber cuántos cobros tenemos pendientes de ingreso en la cuenta bancaria que tenemos asociada para el pago con tarjetas. Muchas veces también depende del nivel de autorizaciones que tenemos con las operaciones, que pueden estar autorizadas, preautorizadas o si tenemos transacciones recurrentes o hemos hecho alguna devolución al cliente. Todo esto supone un trabajo en la gestión de cobros que si el software del TPV es el adecuado resulta muy sencillo. 

El software de gestión del TPV 

Lo más cómodo es que toda la gestión con el TPV se realice a través de un servicio o aplicación web, de manera que no tengamos la necesidad de instalar nada en nuestro ordenador. De esta forma el proceso es casi transparente para el negocio y no necesita ninguna necesidad especial, ni de hardware ni de software para utilizar y gestionar el TPV.

Es interesante que ofrezca la posibilidad de descarga en un fichero de las operaciones diarias para su posterior manipulación administrativa dentro del comercio. De esta forma lo podemos integrar con nuestro sistema de facturación, pasar al gestor, etc. si así lo necesitamos. De todas formas si ya utilizamos un sistema de gestión específico para el punto de venta seguramente no será necesario.

Además nos será también de gran ayuda si queremos controlar y administrar los pagos de forma remota ya que no necesitamos estar físicamente en el negocio para ver las operaciones que se han efectuado y su estado. Esto es importante sobre todo si existe algún problema con devoluciones u operaciones con autorizaciones diferidas.

Por otro lado es muy interesante que la web a la que accedemos sea accesible desde el smartphone, esté adaptada o tenga una app para que sea más cómodo todavía llevar el control de las operaciones. Lo mismo desde un tablet, donde muchas veces el mayor tamaño de la pantalla nos ayuda. 

El TPV virtual y su integración

Por otro lado si además también tenemos un TPV virtual para utilizar en el comercio electrónico tenemos que buscar que además de todo lo anterior para su gestión se integre de forma sencilla con nuestra tienda online. De esta forma el desarrollo será más rápido y tendremos la tienda operativa en menos tiempo.

También la posibilidad de personalización y adaptación del aspecto de la página de cobros, para que no rompa por completo con la imagen de nuestra tienda y no provoque desconfianza en los clientes, algo muy importante a la hora de comprar por primera vez en un negocio online, donde no todo el mundo se fía de la venta. 

Un último aspecto que deberíamos tener en cuenta es el de la usabilidad, ya que una página de aterrizaje para efectuar el cobro bien diseñada será intuitiva, mostrará la información útil de forma clara en la pantalla y buscará utilizar el menor número de clics posibles para concluir la transacción, de manera que aumente la tasa de conversión de ventas de nuestro comercio online.

Más información | BBVA

En BBVA con tu empresa | ¿Cuál es el TPV ideal para mi negocio?

Solicitar información