¿Y si el problema de la falta de tiempo soy yo?

Gestión del tiempo

Pymes | 16/04/2013

Muchas veces nos quejamos de la falta de tiempo en el trabajo, de que no nos llegan las horas del día para hacer las tareas que se apilan en nuestra bandeja de "pendientes". Llega un momento en el que lo urgente se lleva por delante a lo importante y se va de fuego en fuego, apagando los que más queman.

En estos casos, es bastante habitual echar balones fuera, es decir, pensar que la razón por la cual estamos desbordados es externa o simplemente algo circunstancial. Puede ser, o puede que la causa seamos nosotros mismos, que no nos organizamos bien o que nos metemos en demasiadas guerras al mismo tiempo y no somos capaces de sacarlas adelante en plazo, calidad y coste.

Si queremos cumplir en plazo, calidad y coste, hay que tener claro que el tiempo es un recurso limitado y que por muchas horas que se trabajen al día, no van a salir mejor las cosas. A veces, sucede todo lo contrario y el exceso de esfuerzo y de frentes abiertos, actúan en contra del buen hacer. En realidad, el “a veces”, es más bien un “casi siempre”.

El remedio para mejorar la falta de tiempo pasa por elaborar una lista de tareas y establecer prioridades. Esto supone decir que no a algunas cosas, dejar otras para más adelante y "comerse los sapos" que están delante y que se van dejando pasar una y otra vez. Hay que coger el toro por los cuernos, planificar y programar el trabajo de cada día.

La herramienta que se use es lo de menos, lo importante es que funcione bien el sistema elegido para organizarse y, sobre todo, estimar bien uno mismo los plazos de cada tarea. A veces nos vienen prefijados, por el cliente, por nuestro jefe o por terceros, pero hay que saber hacerles ver cuál es el plazo de entrega real y negociar con ellos para que la calidad del resultado sea la adecuada.

A veces, ni ellos mismos lo saben y es sólo cuestión de informarles de lo que ocurre si se hace un trabajo con prisas, en lugar de en el plazo correcto.

En BBVA con tu Empresa | Todo lo que se puede medir, se puede mejorar

Imagen | anieto2k