¿Cuál es el TPV ideal para mi negocio?

TPV ideal para mi negocio

Comercios | 15/10/2014

A la hora de elegir un TPV para nuestro negocio, siempre surge la duda de cuál es la mejor solución para nuestras necesidades. En el catálogo que suelen ofrecer las diferentes entidades, existen diferentes opciones que incorporan elementos de negocio y tecnológicos que las diferencian, haciendo que unas sean herramientas idóneas o, todo lo contrario para otras, como por ejemplo:

Tecnología de conexión del TPV

Los TPV necesitan una conexión a Internet o telefónica para funcionar, por tanto, hay que tener en cuenta cuál es la que se necesita para que funcione el negocio. Un taxi, al estar en movilidad, requerirá que la conexión sea 3G/4G o GPRS (ojo porque no hay cobertura en todas partes). En el caso de un restaurante, no necesita un TPV como el del taxi, pero sí que sea inalámbrico, para poder desplazarse los camareros con el TPV a las mesas de los clientes y así cobrar sin que estos pierdan de vista sus tarjetas.

TPV Contactless

Los procesos de pago tienden a ser cada vez más ágiles y rápidos. La tecnología contactless, que permite pagar tan sólo acercando la tarjeta al TPV, incluso con ella dentro de la cartera, es ideal para mejorar el escenario actual y permitir que los comercios cobren con más rapidez a sus clientes, haciendo que su experiencia de compra mejore sensiblemente.

El TPV ahora ahora está mucho más orientado al cliente

El TPV hasta ahora ha sido una herramienta que ha estado tradicionalmente debajo del mostrador o en la trastienda de los comercios, pero ahora la sitiación ha cambiado y cobra más protagonismo. Lo hace porque el TPV es también un instrumento de ayuda a los pagos de los clientes, quienes pueden elegir si optan o no por una línea de financiación o también, en el caso de los extranjeros, pagar sus compras con la moneda de su país de procedencia (pago DCC).

El TPV también permite obtener financiación

El TPV es un instrumento más de financiación para los comercios, quienes ahora pueden solicitar un anticipo de la facturación mensual a través del dispositivo y así cuadrar sus cuentas y mitigar tensiones de tesorería. Es otra opción para aquellos que puedan necesitar un soporte financiero extra y sin necesidad de acudir a su oficina bancaria, ya que las condiciones quedan prefijadas de antemano.

El TPV también es "virtual"

El TPV virtual es la versión del TPV de toda la vida pero para los comercios que operan a través de Internet. Se trata de una versión que no es hardware, sino una pieza de software que se integra con una tienda online para gestionar los pagos con tarjeta bancaria.

Conclusión

El TPV, mejor cuanto más simple, pero no sólo hay que fijarse en el aparato y verlo como una herramienta tecnológica, sino que también han que prestar atención a los servicios asociados, tanto para el comercio, como para sus clientes. El TPV ha evolucionado y hoy en día es mucho más que una herramienta para cobrar.

En BBVA con tu Empresa |Buenas prácticas para integrar un TPV virtual en una tienda online

Más información | TPV BBVA

Imagen | stockimages